Muchas películas esconden mensajes ocultos que para la mayoría de los espectadores pasan completamente desapercibidos. Son guiños con los que los directores intentan dejar su «marca personal» en sus producciones. A veces lo hacen con el objetivo de proporcionar información adicional, otras veces tratan de lanzar mensajes subliminales, para rendir homenaje a alguien o algo y en otros casos, es simplemente una mera diversión, un guiño a los espectadores más atentos.

Estos mensajes ocultos van más allá de los títulos de crédito y se encuentran a menudo en las escenas más destacadas de las películas, algunas de ellas escondidas de forma extremadamente elaborada y concienzuda. Son los llamados «huevos de pascua», pequeñas sorpresas sólo disponibles para los espectadores más experimentados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies